ES

Translate:

image13

WiFi 2.4GHz vs 5GHz

WiFi 2.4GHz vs 5GHz: Diferencia, velocidad.

WiFi 2.4GHz vs 5GHz: Diferencia, velocidad y cuándo debes elegir cada una.

Las habrás visto en las especificaciones de tu smartphone, de tu portátil o de tu router pero, ¿sabes en qué se diferencian las redes de 2,4 GHz de las de 5 GHz o en qué casos es mejor usar cada una de ellas?

Desde hace unos pocos años, los routers ofrecen dos bandas frecuencias en las que transmite los datos de la señal WiFi de tu casa. Al igual que hacen las señales de radio o televisión, las antenas transmiten los datos de los contenidos sobre una señal modulada hasta un receptor. En el caso de los routers, la frecuencia de esa señal WiFi puede ser de 2,4 o de 5 GHz. Cada una de ellas ofrece características distintas que te vamos a mostrar a continuación.

Desde los inicios del WiFi la banda utilizada para transmitir los datos en la red WiFi de tu casa ha sido la que emitía a 2,4 GHz. Esto hace que esta banda de 2,4 GHz sea la más usada por los routers y la mayoría de dispositivos.

Esta banda de frecuencia de 2,4 GHz se divide en 13 canales de 22 MHz cada uno por los que circulan los datos de tus conexiones WiFi. Haciendo una analogía, es como si la banda de frecuencia fuera una autopista con 13 carriles en los que tu router es un coche que circula por uno de esos carriles. En la banda de los 2,4 GHz estos canales son muy estrechos y se solapan con los canales cercanos.

El problema es que los routers de tus vecinos probablemente también utilizan esa banda de frecuencia de 2,4 GHz por lo que los imaginarios carriles de esa autopista se llenarán de coches (routers) ralentizando el tráfico. Es lo que se conoce como saturación de los canales WiFi, algo muy habitual en zonas densamente pobladas en las que hay muchas redes WiFi emitiendo en los mismos canales.

Para añadir un poco más de dificultad, la banda de 2,4 GHz también se utiliza para transmitir las comunicaciones de aparatos de radiofrecuencia como los drones y coches teledirigidos, periféricos inalámbricos como ratones y teclados, mandos de consola o microondas entre otros muchos otros dispositivos.

Esto hace que la banda de 2,4 GHz se encuentre fácilmente saturada y llena de interferencias de otros dispositivos.

Con la llegada del WiFi 4, se introdujo un nuevo estándar en la transmisión de datos mediante WiFi sobre una banda de 5 GHz. Esto supuso un importante incremento en la velocidad y la cobertura de las redes WiFi, además de contribuir liberar la carga que actualmente está soportando la banda de los 2,4 GHz.

Además, la banda de 5 GHz proporciona una mayor cantidad de canales, con un mayor ancho de banda y los canales no se solapan con los contiguos, por lo que los routers que soportan estas señales pueden gestionar una mayor cantidad de dispositivos simultáneamente y una mayor cantidad de datos, por lo que se mejora su velocidad de conexión en términos generales.

Algunos fabricantes y comercios cometen un error frecuente al etiquetar sus productos al abreviar la banda de frecuencia que soporta indicando que es 5G en lugar de etiquetarlo como 5 GHz. Por lo es fácil encontrar routers que afirmen tener conectividad 5G, que haría referencia a la 5ª generación de comunicaciones móviles, en lugar de 5 GHz que es la frecuencia a la que emiten las redes WiFi.

Los routers que utilizan un estándar WiFi 802.11 g (WiFi 4) o anterior son incompatibles con las redes Wifi que emiten en frecuencias de 5 GHz, por lo que si tu router es algo antiguo es posible que solo emita en la banda de los 2,4 GHz.

En cambio, si tu router soporta los estándares WiFi 802.11 n (WIFI 5), ac (WIFI 6) o superiores, entonces es más que probable que sí soporte las emisiones de doble banda que le permiten operar tanto en las bandas de 2,4 como en las de 5 GHz.

El router mostrará las bandas por separado, como si fueran dos redes WiFi distintas, en la que cada una de ellas tiene un nombre de red (SSID) y contraseña de acceso diferente.

En la parte trasera (o inferior) de tu router se indicará el nombre y la contraseña de acceso a cada una de las dos redes que utiliza el router para cada banda de frecuencia. Algunas marcas no indican cuál es la red de 5 GHz, pero las diferencian añadiendo el sufijo "Plus" o "+" al nombre de la red.

Uno de los factores más decisivos a la hora de elegir conectarse a una red WiFi que opere en la banda de 2,4 GHz o en la de 5 GHz es la cobertura y la velocidad de conexión que ofrece cada una.

La banda de 2,4 GHz emite en una frecuencia más baja por lo que su señal consigue llegar más lejos afectándole en menor medida los obstáculos que encuentra a su paso. En contrapartida, las redes que se transmiten en esta banda ofrecen una velocidad de entre 50 y 70 Mbps, por lo que la navegación será más lenta.

En cambio, las redes WiFi que se emiten en la banda de los 5 GHz ofrecen velocidades de conexión máximas cercanas a 1 Gbps, pero son mucho más susceptibles a los obstáculos, por lo que su cobertura es menor.

Por lo tanto, si te vas a conectar desde un lugar alejado del router y quieres mantener una conexión estable, lo más recomendable es conectarse a tu red de 2,4 GHz para obtener mejor cobertura. En cambio, si estás relativamente cerca del router y necesitas máxima velocidad, lo ideal es usar la banda de 5 GHz para aprovechar al máximo la velocidad de internet.

También puedes elegir una u otra banda en función del uso que le des a los dispositivos y las necesidades de conexión requerida.

Por ejemplo, puedes conectar los enchufes, altavoces, luces y demás dispositivos de tu hogar conectado a la red de 2,4 GHz, que seguramente ofrecerá mejor cobertura para toda tu casa, y reservar la banda de 5 GHz para los ordenadores, consolas, móviles y Smart TV que necesitarán un mayor ancho de banda para jugar online, navegar a máxima velocidad o ver series en streaming.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de elegir conectarse a una red WiFi de 2,4 GHz o de 5 GHz es la compatibilidad de los dispositivos.

Si el dispositivo ya lleva un cierto tiempo en el mercado es probable que no sea compatible con redes de 5 GHz. Como norma general, todos los móviles y tabletas de 2016 en adelante se conectarán sin problemas redes WiFi de 5 GHz.

Sin embargo, algunos dispositivos del hogar conectado que acaban de llegar al mercado, como luces o enchufes inteligentes, solo funcionarán con la banda de los 2,4 GHz.

Cómo puedes saber si un dispositivo es compatible con la banda de 5 GHz? Pues la respuesta es muy sencilla, simplemente intenta conectarlo a una red que funcione en esta frecuencia. Si no es compatible, tratará de conectarse, pero el router no podrá asignarle una dirección IP por no ser compatible, sin más consecuencias.

Los routers más avanzados cuentan con sistemas de gestión inteligente de conexiones que soportan ambas bandas de frecuencia.

Estos routers son capaces de redireccionar automáticamente los dispositivos conectados a tu WiFi hacia una banda de 2,4 GHz o de 5 GHz e incluso combinar ambas en función de las necesidades de cada conexión.

Mediante esa combinación de frecuencias, los routers con sistemas de gestión inteligente de redes son capaces de sumar las velocidades de transmisión de datos de ambas bandas, superando con creces los 1.300 Mbps. Esto no tiene mucho sentido cuando se trata de navegar por internet ya que la media de conexiones de fibra óptica en nuestro país oscila entre los 50 Mbps y los 600 Mbps, pero tiene todo el sentido a la hora de enviar datos a otro dispositivo en tu red local, de forma que pueden alcanzarse velocidades Gigabit mediante WiFi.

Cómo aumentar la velocidad WiFi

 Cómo aumentar la velocidad WiFi eligiendo el canal correcto.


Si la conexión Wi-Fi de tu casa no es todo lo rápida que debiera, tal vez sea porque no está configurada de la forma correcta para obtener la mejor velocidad de conexión. Con estos sencillos trucos conseguirás optimizar la velocidad de tu Wi-Fi para navegar más rápido y sin gastar ni un solo euro.

La optimización de la señal Wi-Fi de tu casa no solo depende de la posición del router con respecto a los dispositivos que se conectan o las interferencias que pueden provocar determinados electrodomésticos o materiales de construcción, también depende del canal en el que transmite su señal.


Actualmente, pesar de que muchos dispositivos son capaces de transmitir en la banda de frecuencia de 5 GHz, la banda de 2,4 GHz sigue siendo el estándar más habitual en los routers que las operadoras ofrecen a sus clientes y, por lo tanto, el más extendido.

Esta banda de frecuencia de transmisión de datos se divide en 14 canales de 20 Mhz cada uno, a través de los que se transmite toda la información entre tu router y los dispositivos que conectes.

Si vives en una casa aislada cualquiera de estos 14 canales te servirá, pero el problema viene cuando vives en una zona densamente poblada y todos tus vecinos tienen configurados sus routers para transmitir en el mismo canal de frecuencia.

Para conseguir la máxima velocidad para tu Wi-Fi, tu objetivo será elegir el canal menos masificado para que los datos que transmiten entre tus dispositivos y el router sufran el mínimo de interferencias posible.

No obstante, dentro de esos 14 canales existen tres que ofrecen un rendimiento por encima del resto ya que no se solapan entre sí ya que no se tocan en el espectro de frecuencia. Son los canales 1, 6 y 11. Por lo tanto, su elección debe priorizarse.

Cuando resides en una ciudad donde cada uno de tus vecinos tiene una o varias redes Wi-Fi, se hace algo más complicado configurar tu red Wi-Fi para obtener el mejor rendimiento ya que no solo depende de la configuración de tu router, sino también de la de tus vecinos.

Así, teniendo en cuenta que la prioridad debe ser conectarte a los canales 1, 6 u 11, si tu vecino está emitiendo con más potencia que tú en el canal contiguo, también puede ocasionarte interferencias provocando que la Wi-Fi de tu casa vaya muy lenta.

En ese caso si, por ejemplo, tu router está utilizando el canal 1, y tu vecino está interfiriendo tu señal desde el canal 2, lo ideal sería que te alejaras lo máximo posible de su rango de frecuencias utilizando el canal 6 para tu red Wi-Fi, o mejor el canal 11.

Por lo tanto, para establecer la mejor configuración Wi-Fi en tu casa, será necesario saber que canales están utilizando tus vecinos y con qué intensidad lo hacen.

Puedes hacerlo fácilmente y desde tu smartphone Android instalando la app Wifi Analyzer. Con ella puedes ver de forma gráfica qué canales están usando tus vecinos y con qué intensidad llegan a tu casa. De ese modo, puedes decidir cuál es el canal menos masificado y que más te conviene para configurar tu Wi-Fi.

Tal y como puedes ver en la captura de ejemplo, nuestra red Wi-Fi (devolo-29f) está utilizando el canal 7 y emite con más frecuencia que el resto de su entorno, algo que resulta beneficioso para obtener la mejor velocidad y cobertura inalámbrica en casa, pero no acaba de estar correctamente configurada ya que en el canal 3 existe otra red que también cuenta con una potencia considerable y podría estar reduciendo su rendimiento.

Por lo tanto, la mejor opción en este caso sería configurar el canal del router para que emitiera en el canal 11, para así alejarse al máximo de la interferencia que podría ocasionar la red Wi-Fi de tu vecino y situarte en uno de los canales con menos solapación.